Caracas, 12 de mayo de 2021
207° Y 157°

Corresponde a este Órgano Jurisdiccional, celebrada como ha sido la Audiencia Preliminar; conforme a lo señalado en el artículo 309 del Código Orgánico Procesal Penal en concordada relación a los artículos 26, 49, 257, 261 y 264 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en contra del Ciudadano: TTE. VENEGAS VASQUEZ DOUGLAS DANIEL, titular de la cedula de identidad Nº: V-17.013.161; a quién se le sigue causa por la presunta comisión de los delitos militares de DESERCIÓN, previsto en los artículos 523 y 524 numeral 1°, sancionado en el artículo 525; DESOBEDIENCIA, previsto y sancionado en el artículo 519 y sancionado en el artículo 520 todos del Código Orgánico de Justicia Militar; donde este juzgador a los fines del respectivo pronunciamiento pasa a tomar en cuenta los argumentos que a continuación se mencionan:
IDENTIFICACIÓN DE LAS PARTES:
TENIENTE DE FRAGATA ROSMERY BERSEGUIA, en su condición de Fiscal Militar Auxiliar Sexto con Competencia Nacional, el ciudadano SS. ANGEL GONZALEZ CARABALLO, en su condición de Defensor Público Militar del ciudadano Acusado TTE. VENEGAS VASQUEZ DOUGLAS DANIEL, titular de la cedula de identidad Nº: V-17.013.161; anteriormente identificado en autos.
Finalizada la Audiencia Preliminar conforme a los artículos 309 y 313 del Código Orgánico Procesal Penal, tal como consta en el acta levantada por secretaria a tales fines, con motivo de la acusación presentada por la Fiscalía Militar, quien presento escrito acusatorio, que riela en autos, en la causa que sigue en contra del Ciudadano: TTE. VENEGAS VASQUEZ DOUGLAS DANIEL, titular de la cedula de identidad Nº: V-17.013.161; oída como fue la manifestación de voluntad del imputado antes identificado, en el sentido de que se le aplique a este, el procedimiento especial por Admisión de los Hechos, previsto en el artículo 375 del Código Orgánico Procesal Penal, se observa:
Analizadas como han sido las exposiciones de la parte Fiscal, así como del imputado antes mencionado y su defensa, este Tribunal Militar Tercero de Control de Caracas, para decidir aprecia: es evidente, que si el imputado antes mencionado desea, en obsequio de sus legítimos derechos e intereses, acogerse al procedimiento especial por Admisión de los Hechos, previsto en la Norma procesal invocada, que comportaría una reducción sustancial de la pena, porque esa ha sido la voluntad del Legislador, este Órgano Judicial, al contar con la formal acusación presentada por el Representante del Ministerio Público Militar, por la presunta comisión de los delitos antes mencionados, establece lo siguiente:
La Fiscalía Militar formuló acusación en contra del ciudadano TTE. VENEGAS VASQUEZ DOUGLAS DANIEL, titular de la cedula de identidad Nº: V-17.013.161; por la presunta comisión de los delitos militares de DESERCIÓN, previsto en los artículos 523 y 524 numeral 1°, sancionado en el artículo 525; DESOBEDIENCIA, previsto y sancionado en el artículo 519 y sancionado en el artículo 520 todos del Código Orgánico de Justicia Militar.

Considerar este Tribunal que la ACUSACIÓN presentada por la Fiscalía Militar, contiene los requisitos exigidos por el legislador en el artículo 308 del Código Orgánico Procesal Penal, en contra del Ciudadano: TTE. VENEGAS VASQUEZ DOUGLAS DANIEL, titular de la cedula de identidad Nº: V-17.013.161; por la presunta comisión de los delitos militares de DESERCIÓN, previsto en los artículos 523 y 524 numeral 1°, sancionado en el artículo 525; DESOBEDIENCIA, previsto y sancionado en el artículo 519 y sancionado en el artículo 520 todos del Código Orgánico de Justicia Militar, por cuanto la fiscalía militar discrimina en el acto conclusivo de la acusación fiscal los datos que permitieron identificar a los imputados así como a su respectivo defensor; se observa además que se relacionó de manera circunstanciada las condiciones de modo, de tiempo y de lugar vinculadas con el hecho que se le atribuyó al imputado, expresando los elementos de convicción con lo cual se fundamentó la imputación; se observó que se promovieron los órganos de prueba que se pretendieron evacuar en un eventual juicio oral y público con la expresión de su pertinencia y necesidad así como la solicitud de enjuiciamiento del imputado, es por lo que este Órgano Jurisdiccional ADMITE LA ACUSACIÓN FISCAL, así como ADMITE LAS PRUEBAS ofrecidas por la Fiscalía Militar, por cuanto las mismas resultan útiles, pertinentes y necesarias a los efectos de su evacuación en la fase de juicio oral y público. ASÍ SE DECIDE. -
La defensa técnica manifiesta que en la presente causa estamos en presencia de un obstáculo que impide la prosecución de la misma, de conformidad con lo establecido en el literal I del numeral 4° del artículo 28 del Código Orgánico Procesal Penal, por cuanto a su decir, el escrito acusatorio no cumple con los extremos de ley para su admisibilidad y como consecuencia de lo anterior, pide se decrete el sobreseimiento de la causa en favor de su defendido; al respecto el Tribunal Militar observa: la fiscalía militar discrimina en el acto conclusivo de la acusación fiscal los datos que permitieron identificar al imputado así como a sus respectivo defensor; se observa además que se relacionó de manera circunstanciada las condiciones de modo, de tiempo y de lugar vinculadas con el hecho que se le atribuyó al imputado, expresando los elementos de convicción con lo cual se fundamentó la imputación; se observó que se promovieron los órganos de prueba que se pretendieron evacuar en un eventual juicio oral y público con la expresión de su pertinencia y necesidad así como la solicitud de enjuiciamiento del imputado, es por lo que este Órgano Jurisdiccional, ADMITE LA ACUSACIÓN FISCAL, con la calificación aportada por el Ministerio Público, así como ADMITE LAS PRUEBAS ofrecidas por la Fiscalía Militar, por cuanto las mismas resultan útiles, pertinentes y necesarias a los efectos de su evacuación en la fase de juicio oral y público; En consecuencia, no aprecia el tribunal circunstancia alguna que permita inferir que estamos en presencia de algún obstáculo que impida la prosecución del proceso, razón por la cual se declara SIN LUGAR las excepciones propuestas por la defensa técnica; asimismo, se declara sin lugar la solicitud de sobreseimiento. ASÍ SE DECIDE. -
Ahora bien, luego de analizadas todas y cada una de las actas que conforman el presente asunto, y oídas las exposiciones de las partes intervinientes en la Audiencia Oral respectiva, este Tribunal Militar observa: El sentido, propósito y razón de las Medidas Cautelares Sustitutivas lo encontramos en el dispositivo legal que aparece inmerso en los Artículos 230 y 242 del Código Orgánico Procesal Penal, en efecto, debemos determinar si efectivamente los supuestos que motivarían el dictamen de la privación judicial preventiva de libertad (ver Artículo 236 del COPP) están configurados en la causa puesta a nuestra consideración, y siendo ello así, pasaremos a estimar si la necesidad de esa medida de coerción personal la podemos sustituir satisfactoriamente con la aplicación de una medida menos gravosa.
Quiere decir esto, que si efectivamente aparecen acreditados los requisitos de procedibilidad previsto en los distintos numerales 1°, 2° y 3° que conforman el Artículo 236 del Código Orgánico Procesal Penal, pero a su vez constatamos que los mismos pueden ser razonablemente satisfechos con la aplicación de una Medida Menos Gravosa, es procedente concederle al Imputado respectivo, cualesquiera de aquellas estatuidas en el Artículo 242 ejusdem.
En tal sentido, luego de realizar un estudio minucioso del presente asunto, se observa que efectivamente aparece acreditada la comisión de un hecho punible que merece pena corporal y cuya acción penal para perseguirlo no se encuentra evidentemente prescrita, calificado por el Ministerio Público Militar como DESERCIÓN, previsto en los artículos 523 y 524 numeral 1°, sancionado en el artículo 525; DESOBEDIENCIA, previsto y sancionado en el artículo 519 y sancionado en el artículo 520 todos del Código Orgánico de Justicia Militar.
Advierte el Tribunal que las condiciones por las cuales el imputado de autos está sometido a la medida cautelar de privación judicial preventiva de libertad, no han variado de forma alguna, toda vez que del acto conclusivo de acusación se desprende un pronóstico favorable de condena en perjuicio del imputado, razón por la cual persiste el peligro de fuga conforme el numeral 3° del artículo 237 del Código Orgánico Procesal Penal, razón por la cual se mantiene la medida de coerción personal, relativa a la PRIVACIÓN JUDICIAL PREVENTIVA DE LIBERTAD en el Centro Nacional de Procesados Militares Ramo Verde- Los Teques. ASÍ SE DECIDE. –
Visto que el Representante del Ministerio Publico de acuerdo a lo que manifestó en audiencia, solicito el sobreseimiento de conformidad con el articulo 300 numeral 1° del Código Orgánico Procesal Penal, del delito militar de ABANDONO DE SERVICIO, previsto y sancionado en el artículo 534 Y 537, del Código Orgánico de Justicia Militar, manifestando que no se le puede atribuir los hechos con respecto a este delito por los cuales fue imputado previamente, en virtud de no existir en las actas procesales elementos de convicción que permitan establecer la responsabilidad penal del mismo en este tipo penal, no teniendo bases fundadas para solicitar el enjuiciamiento de este, por lo cual solicitó a este órgano jurisdiccional, decrete el sobreseimiento de este delito antes mencionado, de conformidad con lo establecido en el artículo 300 ordinal 1º del Código Orgánico Procesal Penal, al respecto el tribunal observa:
Iniciada la investigación penal militar existe la obligación del Ministerio Público de efectuar las indagaciones en caso de sospechas de acciones punibles, y una vez concluida la actividad preparatoria, debe en sus respectivos casos ejercer la acción penal mediante acusación, ordenar el archivo de las actuaciones o solicitar al Juez de Control el sobreseimiento de la causa; dicha obligación viene dada al Fiscal conforme lo prevén los artículos 263 y 265 de la norma adjetiva penal, o dicho en otras palabras, la investigación previa tiene por objeto establecer la ocurrencia de los hechos, su adecuación a un tipo penal, verificar si es procedente el ejercicio de la acción y lograr la identificación o individualización de autores o participes.
En el mismo orden de ideas señala el artículo 302 del Código Adjetivo Penal, que el Fiscal del Ministerio Público solicitará el sobreseimiento ante el Juez de Control cuando del resultado de la investigación evidencie la existencia de alguna de las causales por las cuales se hace innecesario continuar con el proceso, dichas causales son las previstas en el artículo 300 del mismo Código, de allí que de las propias actuaciones no se evidencia que el imputado de autos sea participe en la comisión del delito por el cual fue investigado.
Por otra parte, considera este órgano jurisdiccional interpretando el principio contenido en el artículo 13 del Código Orgánico Procesal Penal, que la finalidad del derecho procesal en general y particularmente el derecho procesal penal, estriba en reconocer y establecer una verdad jurídica, y a esta verdad deberá atenerse el juez al adoptar su decisión. Esta verdad de los hechos viene dada o es obtenida por medio de los elementos de convicción que sean aportados, una vez sean practicadas todas las diligencias de investigación pertinentes aplicando las normas procedimentales previstas en el Código Orgánico Procesal Penal.
Este Tribunal Militar una vez analizadas el contenido de las presentes actuaciones, considera que la solicitud interpuesta por el Ciudadano Fiscal Militar, se encuentra ajustada a derecho, en consecuencia, se decreta el sobreseimiento por el delito militar de ABANDONO DE SERVICIO, previsto y sancionado en el artículo 534 Y 537, del Código Orgánico de Justicia Militar, de conformidad con lo establecido en el numeral 3° del artículo 313 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECIDE. -
Se observa que el Juez Militar procedió nuevamente a imponer al acusado sobre las opciones para la prosecución del proceso, vale decir, las fórmulas alternativas a la prosecución del mismo, siendo la oportunidad legal para hacerlo luego de admitida la acusación fiscal así como los derechos constitucionales contenidos en el artículo 49 numeral 5 constitucional, así como del procedimiento especial por admisión de los hechos previsto en el artículo 375 del Código Orgánico Procesal Penal exponiendo el imputado que admitía los hechos para la imposición inmediata de la pena.
Vista la exposición hecha por el imputado TTE. VENEGAS VASQUEZ DOUGLAS DANIEL, titular de la cedula de identidad Nº: V-17.013.161 ampliamente identificado en autos, en la presente audiencia preliminar, en el sentido de haberse acogido al procedimiento especial por admisión de los hechos y la Inmediata imposición de la Pena, en consecuencia, este Tribunal Militar pasa a imponer de inmediato la pena correspondiente en los siguientes términos: el delito de DESERCIÓN, previsto en el artículo 523 y 524 numeral 1° y sancionado en el artículo 525 del Código Orgánico de Justicia Militar, contempla una pena establecida entre dos limites, que es de DOS (02) a CUATRO (04) años de prisión, lo que obliga a aplicar la regla establecida en el 414 del referido instrumento legal, es decir el término medio, que serían TRES (03) año de prisión; asimismo, con relación al delito militar de DESOBEDIENCIA, previsto y Sancionado en el artículo 519 y 520 del Código Orgánico de Justicia Militar, contempla una pena establecida entre dos limites, que es de UNO (01) a DOS (02) años de prisión, lo que obliga a aplicar la regla establecida en el 414 del referido instrumento legal, es decir el término medio, que sería de UN (01) AÑOS y SEIS (06) MESES de prisión; Ahora bien, por tratarse de un concurso real de delitos que merecen pena de prisión, se debe aplicar el castigo por el delito más grave con el aumento de las dos terceras partes por el otro delito, conforme a lo establecido en el artículo 429 del mencionado instrumento legal; en consecuencia, la pena aplicable por la comisión de estos delitos nos queda en CUATRO (04) años de prisión. Señala la defensa técnica, que lo procedente en esta causa es acordar las atenuantes genéricas previstas en los numerales 8, 9 y 11 del Código Orgánico de Justicia Militar; en tal tan sentido, aprecia el tribunal que lo concerniente a no tener una intensión de causar un mal de tanta gravedad, no se corresponde en derecho, toda vez que la conducta intencional de permanecer ausente y de manera injustificada del servicio activo de la Fuerza Armada Nacional, refleja un desprecio por la disciplina y el deber militar del referido profesional; asimismo, en razón de una supuesta conducta tendente a reparar el daño causado, no se infiere, toda vez que contra este profesional ya se había librado una orden de aprehensión por los delitos que nos ocupan; del mismo modo, pide el defensor sin ningún señalamiento especifico, que se aplique cualquier otra atenuante que a juicio del Tribunal sea de igual entidad para atenuar la pena que llegara a imponerse a su defendido; al respecto se advierte, que no le está dado a las partes alegar las circunstancias atenuantes indeterminadas conforme a la previsión del numeral 11 del artículo 399 del Código Orgánico de Justicia Militar, en razón que es una facultad exclusiva el órgano jurisdiccional apegado a esta disposición, imponer una atenuante distinta a las enunciadas circunstancias previstas en esa norma; en consecuencia, por falta de fundamentación jurídica argumentada por la defensa, es por lo que se declaran SIN LUGAR las atenuantes contenidas en el artículo 399 ordinal 8, 9 y 11 del Código Orgánico de Justicia Militar, solicitadas por la Defensa Pública Militar. Ahora bien, por cuanto se observa que el imputado registra una buena conducta pre delictual, es por lo que se rebaja la pena en tres meses, conforme a lo previsto en el numeral 5° del artículo 399 del Código Orgánico de Justicia Militar; en consecuencia, queda la pena a imponer en TRES (03) años y NUEVE (03) meses de prisión; ahora bien, Observa el Tribunal que el acusado admitió los hechos de conformidad con el 375 de la Ley Adjetiva Penal, en tal sentido, considerando que el imputado demostró una conducta contraria a la disciplina y el deber militar, es por lo que, a juicio de este Tribunal, le corresponde la rebaja de un tercio (1/3) de la pena aplicable; en tal sentido, queda la pena en DOS (02) AÑOS y SEIS (06) MESES de prisión; Es por lo que, se CONDENA al ciudadano TTE. VENEGAS VASQUEZ DOUGLAS DANIEL, a cumplir la pena de DOS (02) AÑOS y SEIS (06) MESES de prisión por la comisión del delito militar de DESERCIÓN, previsto en el artículo 523 y 524 numeral 1° y sancionado en el artículo 525 y DESOBEDIENCIA, prevista en el artículo 519 y sancionado en el artículo 520, todos del Código de Justicia Militar; asimismo, se condena a las penas accesorias previstas en los numeral 1° y 2° del artículo 407 del Código Orgánico de Justicia Militar, relacionadas con la inhabilitación política por el tiempo que dure la pena y la separación del servicio activo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. ASÍ SE DECIDE. -
ESTE TRIBUNAL MILITAR TERCERO DE CONTROL ADMINISTRANDO JUSTICIA EN NOMBRE DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y POR AUTORIDAD DE LA LEY, DECLARA: PRIMERO: de conformidad con lo establecido en el artículo 375 del Código Orgánico Procesal Penal, SE CONDENA al ciudadano: TTE.VENEGAS VASQUEZ DOUGLAS DANIEL, titular de la cedula de identidad Nº: V-17.013.161, a cumplir la pena de dos (02) año y seis (06) meses de Prisión, así como a las penas accesorias previstas en el artículo 407 numerales 1º y 2°, relativa a la inhabilitación política por el tiempo que dure la pena y a la separación del servicio activo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, por la comisión de los delitos militares de: DESERCIÓN, previsto en los artículos 523 y 524 numeral 1°, sancionado en el artículo 525; DESOBEDIENCIA, previsto y sancionado en el artículo 519 y sancionado en el artículo 520 todos del Código Orgánico de Justicia Militar. SEGUNDO: CON LUGAR la solicitud de la atenuante contenida en el artículo 399 ordinal 5° del Código Orgánico de Justicia Militar. Asimismo, se declaran SIN LUGAR las atenuantes contenidas en el artículo 399 ordinal 8, 9 y 11 del Código Orgánico de Justicia Militar, solicitadas por la defensa pública. Quedan habilitados los siguientes diez (10) días hábiles, a los efectos que las partes puedan ejercer la actividad recursiva. Las partes quedan debidamente notificadas de esta decisión y la motiva de la misma se hará por auto separado. ASÍ SE DECIDE. Regístrese, déjese copia y publíquese la presente Sentencia. Remítase las actuaciones, al Tribunal Militar Primero de Ejecución Sentencias, una vez haya quedado definitivamente firme. CÚMPLASE.
EL JUEZ MILITAR,

MICKEL AMEZQUITA PION
CAPITÁN LA SECRETARIA,

BRENDA MANZANILLA ANGARITA
PRIMER TENIENTE


En la misma fecha de hoy, se dio cumplimiento a lo ordenado.-

LA SECRETARIA,


BRENDA MANZANILLA ANGARITA
PRIMER TENIENTE